Biblioteca Becquer

<--Volver al Indice

España País de Leyendas

Toledo, cuna de grandes leyendas

Toledo, cuna de grandes leyendas

Entre aquellos que aman las historias antiguas y los secretos olvidados, existe la afición de conocer, escuchar y recopilar las leyendas y tradiciones de los lugares que visitan. Bécquer no fue ajeno a ésta pasión. En sus viajes, como si de un detective de lo mágico se tratase, investigó sucesos extraños ocultos por el tiempo y escuchó de boca de los más viejos del lugar las costumbres y peripecias de su historia.

Aún hoy quien recorra España, no puede olvidar que éste es un país de leyendas.

Desde el Romancero hasta nuestros días, desde Finisterre al Cabo de Gata, desde Canarias a los Pirineos y Menorca, el caminante puede contemplar innumerables prodigios, como El Santo Grial que descansa en la Catedral de Valencia o puede visitar al mismísimo Belcebú que imparte lecciones de brujería en la Cueva de Salamanca o quizás prefiera buscar a las bellas xanas en los arroyos asturianos o rememorar a los druidas celtiberos en el monte sagrado del Moncayo. No debe olvidar el caminante, las historias sobre milagros y apariciones que los peregrinos del Camino de Santiago cuentan en las noches junto al fuego desde hace siglos, ni los misterios que la alcahueta y hechicera Celestina pudo dejar bajo los muros de las calles medievales. Si se atreve, el caminante puede buscar la Isla perdida de San Borondón en las aguas de la Isla de El Hierro o enfrentarse al dragón de la Malena en Jaén, contemplar la estatua del Ángel Caído en Madrid o seguir el rastro de la Santa Compaña en Orense.

Mil páginas más, desconocido lector, nos harían falta para describir y relatar todas las leyendas y maravillas que guarda la Península Ibérica. España tiene duende, que dijera el poeta. Cada día las calles de nuestras ciudades y pueblos se llenan de nuevas leyendas, de sucesos extraordinarios y misteriosos. Leyendas que tienen lugar entre rascacielos que desafían a los dioses, entre el tráfico bullicioso y caótico de la gran ciudad o tal vez en viejos museos, oscuros callejones y umbríos bosques.

Al maestro Bécquer (y a tantos otros escritores y estudiosos de nuestra historia mágica) le debemos que algunas de estas leyendas se convirtieran en inolvidables y magníficos relatos, que ya forman parte del patrimonio universal y de nuestras mejores horas literarias.

Autor: Miguel Ángel F. G

Comprueba la validez XHTML 1.0 Strict de ésta página ¡CSS Válido! WebMistress
Página desarrollada por Miguel Ángel - mafg1977 (arroba) yahoo.es
Página programada y diseñada por Lidia M. "DarkGaze" - Madrid
Página web cultural sin ánimo de lucro.